Mi Carrito

Cerrar
¿No practicas natación?, ¡Empieza ya!

¿No practicas natación?, ¡Empieza ya!

Publicado el

Cualquier ejercicio físico libera endorfinas, hormonas que producen la sensación de bienestar. Pero la natación, además de los beneficios de cualquier ejercicio físico,  puede revertir los daños producidos por el estrés.

Nadar es uno de los ejercicios mas completos que existen y con multiples beneficios. Aquí te enlistamos algunos de estos beneficios, que puedes obtener nadando 40 minutos 4 veces por semana

  • Mejora la función cardiorrespiratoria

Nadar mejora la resistencia del organismo. Mejora la eficiencia del consumo de oxígeno hasta un 10% y aumenta la capacidad del corazón de impulsar la sangre hasta en un 18%, además fortalece el corazón y los pulmones.

  • Mejora la flexibilidad

 A diferencia de las máquinas de musculación que ejercitan solo algunas partes del cuerpo, la natación hace que trabaje gran parte él,  lo que ayuda a que las articulaciones permanezcan flexibles. Para mejorar la flexibilidad se recomienda que al final del ejercicio se hagan estiramientos suaves.

  • No tiene impacto en las articulaciones

Al nadar, las articulaciones no sufren el impacto que sufren con otros deportes como tenis o running. De hecho, se recomienda este deporte para tratar la artritis.

  • Se puede practicar durante toda la vida

Debido a que nadar no tiene impacto, se puede practicar durante toda la vida. De hecho, suele haber personas con más de 90 años que lo practican.

  • Mejora la inteligencia

Una investigación de Australia comparó un grupo de niños que practicaba la natación con otro que no. Los resultados mostraron que los niños que la practicaban tenían habilidades lingüísticas más desarrolladas, mejores habilidades motoras, más confianza y mayor desarrollo físico. 

Por otra parte, está demostrado que los bebés que han hecho natación en los 2 primeros años de vida, desarrollan una percepción mayor del mundo que los rodea con lo que ya están aprendiendo a ser más creativos y observadores. El agua estimula la capacidad de juego del niño y este hecho repercutirá muy positivamente en aprendizajes futuros.

  • Aumenta la masa muscular en todo el cuerpo

A diferencia de otros tipos de ejercicio, la natación trabaja y coordina todos los principales grupos musculares del cuerpo. El estiramiento y movimiento de diversas articulaciones y ligamentos ayuda a aumentar la flexibilidad y fortalecer la masa muscular. El ejercicio acuático también ha demostrado ser efectivo a la hora de aumentar y fortalecer la densidad ósea, hecho que contribuye al tratamiento de la osteoporosis

  • Mejora el sueño

Según una encuesta norteamericana de 2013, las personas que hacen ejercicio como la natación, tienen el doble de probabilidades de afirmar que han dormido bien cada noche o casi todas las noches. También tienen menos probabilidades de reportar problemas de sueño.

  • Quema de calorías (mantener el peso)

La natación es una de las actividades más efectivas para quemar calorías. Aunque todo depende de la estructura y la intensidad del ejercicio, la práctica de natación puede ayudar a reducir los niveles de grasa corporal, por lo que es una excelente opción para personas con sobrepeso u obesidad. 

Por ejemplo, tan solo 10 minutos de nado de pecho pueden llegar a quemar cerca de 60 calorías. Esta cifra aumenta a 80 calorías con el nado de espalda, 100 con el estilo libre, y 150 con el estilo mariposa.

  • Más años de vida

Investigadores de la Universidad de Carolina del Norte descubrieron que las personas que nadaban tenían una tasa de mortalidad del 50% menor que los que practicaban running o que no hacían ejercicio. El estudio se hizo con 40,547 hombres de 20-90 años durante 32 años.

  • Te permite correr mejor

Al aumentar la capacidad de absorber y utilizar eficazmente el oxígeno, aumenta la de resistencia. En un estudio de 2013 de la revista Scandinavian Journal of Medicine y Science in Sports, los nadadores que siguieron una técnica de respiración controlada mejoraron su resistencia en un 6% después de sólo 12 sesiones de natación.

Además, la natación trabaja los glúteos y los músculos isquiotibiales, lo cual es necesario para mejorar la forma de correr.

 

Así es que ya sabes, ¡ha echarse un chapuzón!

 

¡Hola!

Únete a nuestra lista de correos